Pentecostés 2009

"Los Dones"

FOTOS

Más imágenes de la celebración de Pentecostés aquí.

¿Que te sugieren las palabras "Espíritu Santo" ?

 

 

L’Esperit Sant és la “il·luminació” de la persona

 

 

És el nostre guia i protector en moments de dubte, feblesa, adversitat, de defensa de la fe.

 

 

Ens reconforta la nostre debilitat humana i espiritual

 

 

Ens guia a fer la voluntat del Pare

 

 

La palabra Espíritu Santo nos sugiere fuerza, luz, ánimo, amor, alegría, testimonio, paz, generosidad, perdón, esperanza...

 

 

Para mí el Espíritu Santo es Vida; es ilusión por las pequeñas y grandes cosas, es alegría, es sencillez en ver al prójimo y a ti mismo, es compasión y piedad con los demás, es ver a alguien que te está pidiendo que lo ayudes, es humildad en mi vida....

 

 

La máxima expresión del Espíritu Santo es el amor entre el Padre, que envía a su Hijo para salvar al mundo, y el Hijo, que acoge la misión encomendada por su Padre y que le lleva a ser clavado en la cruz. Todo por AMOR.

 

 

Sólo con humildad y confianza podemos acoger el Espíritu Santo de Dios en nosotros, y hacer de esa manera que fluya hacia fuera y se haga presente en nuestro entorno.

 

 

En mi opinión, El Espíritu Santo es la Persona de la Santísima Trinidad que en nuestros días nos acerca más a la presencia real de Dios. Dios no es un ser alejado y abstracto, sino que su Espíritu está presente en nuestro día a día.

 

 

L´Esperit Sant ens transmet  la força, la fe i el valor per seguir propagant l´Evangeli, per seguir enfortint la nostra fe i per obrir els cors dels homes a l´autèntic manament de Jesús: estimar-se els uns als altres.

 

 

El Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Misterio que nadie ha podido entender nunca, ni puede ni podrá; sólo está reservado a Dios revelarlo, cuando quiera y como quiera, lo más probable en el cielo. Lo que sí sabemos es que el Espíritu Santo es el Amor, la Fuerza, el Ímpetu, el Viento, la Luz, la Brisa Suave, el Fuego...

 

 

Si le abrimos el corazón con fe y fervor después de haberle invocado, Él entra en nuestro interior y nos llena del Amor de Dios,

 

 

A veces entra como una brisa suave que permite que poco a poco nos demos cuenta de que algo distinto y profundo estamos experimentando en nuestro corazón. En otros momentos, viene como un fuerte viento, como si se tratase de despertar en nosotros un valiente arrepentimiento, para dejar todo aquello que nos corroe. En otras ocasiones viene con su luz divina para iluminarnos y también puede entrar en nuestros corazones como fuego que abrasa de Amor a Dios.

 

 

Con el paso del tiempo y las experiencias vividas, me he dado cuenta de que he sido y estoy siendo guiada por una "vocecita", "fuerza" o "energía" interior que nunca se apaga. Incluso, en momentos de debilidad física y emocional, no sé cómo y porqué, me levanto y sigo caminando con firmeza.....

 

 

Para mi el Espíritu Santo, representa la presencia de Dios en mi vida, es el eterno amigo, que jamás te defrauda, te miente, te critica, etc… Al contrario, aunque sola físicamente me encuentre, jamás siento esa soledad, porque invito a Jesús a todos mis proyectos.

 

 

Para mi es fácil reconocer las acciones del Espíritu Santo en mi vida a diario porque, hasta en los más mínimos detalles, me doy cuenta de que está la mano de Dios actuando.

 

 

Me siento afortunada por saber que es EL quien dirige mi vida y que yo sólo soy un instrumento para dar el mejor fruto posible que quiere de mí.

 

 

A veces pienso que es la Inspiración, la Creatividad, la Belleza que nos viene de Dios.

 

Cuando alguien de cualquier creencia o condición hace algo noble, pienso que puede ser… que el Espíritu de Dios le haya inspirado y dado fuerzas para tal acción. Me gusta pensar que en todo acto noble está presente el Espíritu de Dios.

 

 

Es a quien acudo ( en oración ) cuando alguien me pide consejo o cuando tengo que animar a una amiga/o.

 

 

 

 

Miembros del grupo Espai Jesús Amic